El Colágeno en Nuestra Dieta
Introduce aquí el subtítular

El colágeno es una proteína que producen única y exclusivamente los animales, sean terrestres o marinos, incluidos los humanos. Por tanto, "el colágeno vegetal" no existe, porque los vegetales no contienen ni producen colágeno, ya que no lo necesitan porque no se desplazan. Hay algunas gomas de origen vegetal a las cuales se las ha llamado "colágenos vegetales", pero no son proteínas, sino carbohidratos, y no tienen ninguna relación con el colágeno animal, ni sus propiedades. Dada esta aclaración, es importante distinguir entre alimentos que poseen colágeno y alimentos que estimulan la producción interna de colágeno. 

Dada esta importante aclaración, es importante distinguir entre alimentos que poseen colágeno y alimentos que estimulan la producción interna de colágeno. 


Alimentos que contienen colágeno.

  • Carnes en general (vacuno, cerdo, pollo, pescado, pavo, venado, equino, cordero, etc.) Su mayor concentración se encuentra en las zonas "colagenosas" del animal (patas, piel, huesos, espinas, cartílagos, etc). 

Alimentos que estimulan la producción de colágeno. 

  • Alimentos ricos en vitamina C (Naranja, limón, kiwi, pomelo, etc.).
  • Alimentos con aminoácidos (productos lacteos, clara de huevo, etc.).
  • Alimentos con acidos grasos poliinsaturados (semillas de girasol, soja, verduras de hojas verdes, mariscos, etc.).
  • Alimentos con genisteína (hormona natural presente en la soja y en algunos tipos de queso).
  • Alimentos con azufre (perjil, cebolla, plátano, té, rábano picante, tofú, etc.).
  • Frutos rojos (tomate, pimientos, remolacha, sandía, frambuesas, cerezas, etc.).
  • Frutos secos (nueces, almendras, semillas de calabaza, avellanas, castañas, pistachos, etc.).
  • Verduras (repollo, coliflor, espinaca, berebjena, etc.). 

De lo anterior, una dieta equilibrada debería ser suficiente para mantener una producción estable de colágeno en el organismo, pero hay algunos hechos relevantes, relativos a los alimentos que contienen colágeno, que es necesario tener en cuenta: 

El colágeno en estado natural es una molécula muy grande y pesada, prácticamente inasimilable por el organismo humano al consumirlo via oral (asimilación inferior al 1%). Para que sea asimilable (biodisponible) por vía oral, es necesario someterlo a un proceso de tratamiento con agua caliente en varias etapas, obteniéndose así la gelatina. Si bien al convertirse en gelatina, el colágeno puede ser asimilado por el organismo, su tamaño molecular continúa siendo muy grande, con lo cual su biodisponibilidad es reducida (asimilación cercana al 10%). 

A modo de ejemplo, los caldos naturales a base de partes animales (patas, espinas, huesos, cartilagos, espinas, etc) son una buena fuente de colágeno asimilable, ya que estan hechos con alimentos ricos en colágeno y han sido sometidos a un largo proceso de cocción. Sin embargo, poseen un alto valor calórico y requieren un prolongado tiempo de preparación, por lo cual es un alimento cada vez menos consumido en la dieta actual. 


Colágeno Hidrolizado.


El Colágeno Hidrolizado es colágeno nativo extraído de tejidos ricos en colágeno (piel, espinas, huesos, etc.), de animales aptos para el consumo humano (vacuno, cerdo, pescado, etc.), el cual es sometido inicialmente a un proceso de gelatinización y luego a un proceso de Hidrólisis Enzimática. Mediante estos procesos, se obtiene un producto puro, seguro y altamente biodisponible, ya que las moléculas grandes y pesadas que conforman el colágeno nativo, son transformadas en partículas mucho más pequeñas, péptidos de colágeno, facilitando de manera considerable su digestión y absorción por el intestino humano (más del 90% de la dosis ingerida es efectivamente asimilada), transformándolo en la fuente de colágeno asimilable más adecuada en la actualidad. 

Tiempo atrás, el Colágeno Hidrolizado se consideraba un alimento con un pobre valor nutritivo, debido a que solo un 16% de su contenido son aminoácidos esenciales (aquellos que las células no pueden sintetizar a partir de otros aminoácidos y por tanto deben ser consumidos a través de la dieta). 

Sin embargo, ahora se sabe que posee un elevado contenido (al rededor de 57%) de aminoácidos condicionales (aminoácidos que regularmente son no esenciales, pero pasan a ser esenciales cuando disminuye la capacidad del organismo para producirlos a partir de otros aminoácidos y por tanto solo se pueden obtener directamente de la dieta. Esto sucede, generalmente, a medida que el cuerpo envejece, se enferma, o presente cualquier otro trastorno que dificulte su normal funcionamiento).

Además, alrededor del 43% de los aminoácidos que constituyen el Colágeno Hidrolizado son Prolina, Glicina e Hidroxiprolina, aminoácidos fundamentales en la formación de las moléculas de colágeno. Ninguna otra proteína contiene estos tres aminoácidos en forma tan abundante. 


¿De Origen Terrestre o Marino?

Algunos Colágenos Hidrolizados de origen marino se comercializan, asegurando a los consumidores que poseen mayores beneficios y son más asimilables que los Colágenos Hidrolizados de origen terrestre (bovino o porcino). Por otra parte, existen otros productos que se comercializan como "colágeno marino procedente de algas". 

El colágeno marino real no se extrae de las algas, sino de la piel y espinas de pescado de disitintas especies. Su valor biológico, asimilación y propiedades nutricionales no son mejores ni peores que las de un colágeno procedente de un animal terrestre. 

La proteína de colágeno es prácticamente igual en todos los animales que la poseen, ya que contiene los mismos aminoácidos (unidades fundamentales que forman las proteínas) y en cantidades muy similares. Además, el colágeno es una proteína extracelular, es decir, se forma al exterior de la célula (aunque en su etapa inicial, es fabricada al interior de células especializadas, que luego la secretan al exterior de dichas células para que termine su proceso de maduración y formación), por lo tanto, es una proteína que no posee ADN del núcleo celular y no puede identificarse como propia de una especie animal en particular. 

En términos simples, al consumir la proteína de colágeno, nuestro organismo no es capaz de diferenciar si esa proteína proviene de un animal terrestre o marino y lo absorbe de igual forma.  

La eficacia de un producto a base de colágeno no depende de la especie ni del tejido animal del cual procede, sino de su contenido en colágeno asimilable; a su vez la asimilación y biodisponibilidad de un colágeno depende del tamaño de sus partículas constituyentes. Actualmente, el Colágeno Hidrolizado es la formas más asimilable de consumir colágeno, ya que ha sido sometido a un proceso de Hidrólisis Enzimática, mediante el cual se fragmentan las partículas de colágeno nativo a un punto tal que al ser ingerido es capaz de atravesar las paredes intestinales, llegando al torrente sanguíneo, aportando todos sus beneficios al consumidor. La calidad de un Colágeno Hidrolizado (pureza, biodisponibilidad, solubilidad, seguridad alimentaria, etc.) solo depende de su proceso de fabricación y no de la especie o tejido animal del cual proceda. 


- Séa el primero en leer nuestras novedades -